Afammer impulsa un monográfico sobre la mujer rural dentro del Pacto Rural Europeo

La monográfica se celebraría dentro del Pacto Rural Europeo antes de que finalice el año

Carmen Quintanilla presidenta nacional de AFAMMER habla sobre la Conferencia del Pacto Rural Europeo.

La presidenta nacional de AFAMMER, Carmen Quintanilla, ha participado en la Conferencia el Pacto Rural Europeo celebrado en Bruselas los días 15 y 16 de junio por la Comisión Europea, que ha reunido a políticos regionales, nacionales y de la UE, autoridades locales, y actores sociales y económicos se han dado cita para aportar una visión a largo plazo para las zonas rurales.

AFAMMER ha sido la única organización de mujeres rurales de Europa presente en esta conferencia donde se ha planteado un horizonte a largo plazo para las zonas rurales de toda Europa. “Estamos en un momento trascendental para las zonas rurales de Europa porque al final la voz del mundo rural es la voz de toda la sociedad, pues el 79% de los ciudadanos europeos apoya que la UE tenga en cuenta a las zonas rurales en el gasto público”, afirma Quintanilla.

Y explica que el Pacto Rural Europeo nace “de un gran acuerdo” que busca fortalecer a las zonas rurales. “Es fruto del gran compromiso que la Comisión Europea para que las zonas rurales avancen y estén dotadas con los servicios públicos que se merecen pero también para romper los desequilibrios con respecto a las zonas urbanas”.

AFAMMER da voz a las mujeres rurales en el Pacto Rural Europeo

Quintanilla apunta que AFAMMER ha sido la única organización no gubernamental europea de mujeres rurales presente en la Conferencia del Pacto Rural Europeo.

“Hemos levantado la voz ante la Comisión Europea para decirle a la sociedad que tenemos que romper los desequilibrios entre el medio rural y el urbano porque es fundamental acabar con las grandes dificultades para que la sociedad rural siga adelante”.

Así mismo, ha detallado los principales retos planteados en esta Conferencia entre los que se encuentra crear empleo de calidad en las zonas rurales; el acceso a unos servicios públicos y a unas infraestructuras de calidad para que las áreas rurales estén conectadas digitalmente; o fortalecer el papel de las zonas rurales en la lucha contra el cambio climático.

“Solo tendremos zonas rurales estables y resilentes si apostamos por el empleo y por la digitalización de nuestro medio rural y acabamos con las zonas de sombra que en España afecta 60% de los municipios rurales, es decir, no cuenta con acceso a internet o en caso de tenerlo es deficitario o muy caro”, señala.

Así mismo, destaca la importancia de asegurar la seguridad alimentaria en Europa. “Esa seguridad alimentaria está en la agricultura, en la ganadería, en la selvicultura y en todos los estamentos económicos que producen para darnos el alimento de todos los días, por ello tenemos que apostar por precios más justos y porque esos precios reales lleguen al agricultor que es el que produce y no podemos permitir más campañas en contra de estos sectores porque así menoscabamos el desarrollo de nuestras zonas rurales”.

“Una monográfica dirigida a las mujeres rurales”

La presidenta nacional de AFAMMER considera que a pesar de tratar temas trascendentales para el desarrollo de las zonas rurales, no se ha hecho hincapié en la importancia que juegan las mujeres.

“Durante mi participación en esta reunión he querido hacer un llamamiento pues no se ha hablado de la transversalidad y del papel fundamental que juega la mujer rural, y lo he dicho muchas veces: sin mujeres no habrá futuro para los pueblos de Europa”, señala.

En este sentido, Quintanilla ha pedido a la Comisión Europea, al Parlamento y a todas las instituciones que han convocado el Pacto Rural Europeo, que se impulse una monográfica dedicada a las mujeres rurales antes de que termine el año.

“Las mujeres son fundamentales en la lucha contra la despoblación y a la hora de garantizar el relevo generacional. Hoy tenemos que decir que el 51% del desempleo tiene rostro de mujer y que mientras haya desempleo en el medio rural nuestros jóvenes y mayoritariamente nuestras mujeres abandonaran el mundo rural porque no tendrán futuro”, reivindica.

La presidenta nacional de AFAMMER también incide en la necesidad de ofrecer alternativas de ocio saludables para los jóvenes del medio rural. “Una oferta de ocio que podemos potenciar a través del turismo rural, un turismo rural que genere empleo y también la sostenibilidad de las zonas rurales”.

AFAMMER pionera en la defensa de las mujeres rurales y sus familias

La Conferencia del Pacto Rural Europeo organizada por la Comisión Europea forma parte de las acciones planteadas en la comunicación sobre la visión a largo plazo de las zonas rurales de la UE hasta 2040 que la comisión adoptó el pasado 30 de junio de 2021.

Desde la UE pretenden identificar las áreas de acción para conseguir áreas y comunidades rurales más fuertes, conectadas, resilentes y prósperas.

La presidenta nacional de AFAMMER considera que el Pacto Rural y el Plan de Acción Rural de la UE serán una gran herramienta para el futuro de las mujeres y familias rurales de toda Europa: “sin mujeres no habrá futuro para los pueblos de Europa.

“En definitiva en la Conferencia del Pacto Rural Europeo he querido manifestar que nuestras zonas rurales son el corazón de Europa y el latido de nuestra economía”, afirma Quintanilla.

Sé el primero en comentar