Carmen Quintanilla aborda el futuro de las mujeres rurales en la jornada organizada por la Fundación Valenciana Premios Rei Jaume I

La presidenta nacional de AFAMMER ha intervenido en la ponencia Dimensión de la Mujer en el mundo rural, enmarcada en la jornada “Mujer, mundo y futuro” que ha organizado la Fundación Premios Rei Jaume I en el edificio Cajamar de Valencia.

En su intervención, Quintanilla subrayó la importancia de la Política Agraria Común (PAC) que, a finales de 2021, incluyó por primera vez la perspectiva de género. “Este es un paso crucial para reconocer y apoyar el papel vital que desempeñan las mujeres en el sector agrario”, afirmó.

En cuanto al liderazgo femenino en el campo, Quintanilla lamentó la infrarrepresentación de las mujeres en puestos de gestión y toma de decisiones. “Es esencial que trabajemos para romper estas barreras y fomentar la participación de las mujeres en todas las esferas del sector agrario,” afirmó.

Sin embargo, destacó un área donde las mujeres lideran: el turismo rural. “Según el X Barómetro de Turismo Rural en España, el 59.5% de los propietarios de alojamientos rurales son mujeres, y muchas de ellas lo han hecho tras formarse con AFAMMER. Pues fuimos pioneras a la hora de acercar la formación a la carta a las mujeres, sin que tuvieran que moverse de sus pueblos, y gracias a ese trabajo nos hemos convertido en la mayor organización de mujeres rurales de España y la Unión Europea”, ha manifestado.

En este sentido, destaca que el turismo rural es un claro ejemplo de “cómo las mujeres pueden liderar y gestionar con éxito, contribuyendo al desarrollo económico de nuestras zonas rurales”, y ha hecho hincapié en las posibilidades de empleo en el enoturismo, el turismo gastronómico, paisajístico y cultural.

Además, ha incidido en la necesidad de potenciar el ocio y la cultura de los jóvenes rurales, y de potenciar el asociacionismo juvenil “para crear arraigo”, sobre todo en el caso de las mujeres más jóvenes “que a pesar de estar mejor preparadas que sus madres y abuelas, son las primeras en marcharse”.

Quintanilla también habló sobre la importancia de las mujeres como fijadoras de población en los núcleos rurales. “Las mujeres juegan un papel fundamental en la sostenibilidad y el futuro de nuestros pueblos. Es imprescindible que implementemos políticas que apoyen su permanencia y desarrollo en el medio rural”, concluyó.

Favorecer el liderazgo de las mujeres rurales en la toma de decisiones

La presidenta nacional de AFAMMER apuntó que el techo de cristal “es todavía mayor” para las mujeres rurales. Para Quintanilla es fundamental que se impulsen planes de promoción para la mujer rural, como el primer plan desarrollado a nivel nacional entre 2015 y 2018 y que se feminicen las explotaciones agrarias dando más impulso a figuras ya existentes como la Ley de Titularidad Compartida, “que nació para otorgar derechos a las mujeres colaboradoras en las explotaciones”.

En este sentido, destaca que desde que esta ley se impulsara en el año 2011, tan solo se han inscrito 1345 mujeres como cotitulares en toda España; 20 de ellas en toda la Comunidad Valenciana y 4 en la provincia de Valencia.
“Asegurar el relevo generacional en el campo es uno de los grandes retos, pues cada vez menos jóvenes se dedican a trabajos relacionados con la agricultura y la ganadería y este problema puede corregirse impulsando figuras como la Ley de Titularidad Compartida”, ha puntualizado.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario